13059327_10209332956943508_962253960_n

La herencia de antepasados isleños, ahora yacimientos

por / Comentarios desactivados / 1 Vistas / 17 mayo, 2016

Durante mucho tiempo se ha estudiado la Prehistoria de las Islas Canarias, y esto ha ido dando respuesta a muchas cuestiones abiertas en relación a sus primeros habitantes. Esto se ha podido conseguir gracias a las ganas y el empeño de profesionales especializados en la materia y de instituciones públicas.

El Cabildo de Gran Canaria, a través del Servicio de Cultura y Patrimonio Histórico, ha conseguido impulsar la recuperación del legado que la isla ha heredado. A pesar de invertir tiempo en la investigación, el primer poblamiento del Archipiélago Canario sigue siendo una incógnita a día de hoy, y es que, a pesar de haber resuelto muchas cuestiones, los interrogantes son abundantes. Se desconoce el momento preciso de la primera colonización, si bien los historiadores coinciden al situarla en torno a la mitad del primer milenio a.C. procedente del norte del continente africano. Hacomar Babón, arqueólogo de Arqueocanaria S.L., destaca que se trata de yacimientos conocidos a nivel mundial, favoritos en muchas guías turísticas.

El modo en que se llegó a las Islas también constituye un interrogante sin resolver, ya que los canarios desconocían el arte de la navegación en el momento que se produjo la conquista de la isla. Puede que llegasen por voluntad propia, utilizando medios rudimentarios de marinería, o traídos por otros pueblos conocedores del arte de la navegación. No se sabe con certeza si llegaron de una sola vez, aunque parece mucho más probable la existencia de varias oleadas, que arribarían a distintas islas, en distintos momentos.

13081605_10209332963383669_199496627_n

En cualquier caso, estos grupos humanos se amoldaron al entorno insular hasta configurar una formación social con identidad propia y diferenciada de la de su lugar de origen. En la actualidad, las Islas Canarias acogen una gran cantidad de yacimientos arqueológicos. Según Hacomar Babón existen más de 1.000 yacimientos inventariados solo en la en la isla de Gran Canaria, pero apenas destaca una docena de ellos. El arqueólogo recalca que esto se debe a que las mayores inversiones se destinan a los yacimientos a aquellos que reúnen las mejores condiciones para ser habilitados para sus posteriores visitas. Estas condiciones tienen en cuenta su fácil acceso, sus valores arqueológicos, así como su singularidad. De este modo se busca ofrecer variedad arqueológica que refleje diferentes aspectos de la sociedad indígena de Gran Canaria, como tipos de hábitats o espacios funerarios, lo que también aporta un mayor interés turístico y didáctico. Esto tiene como contrapartida que otros yacimientos se encuentren en mal estado y que no se pueden excavar por falta de presupuesto. La mayoría de estos espacios se localizan en los municipios de Gáldar y Telde, ambas capitales de la isla de Gran Canaria en la etapa prehistórica.

Entre los yacimientos que se encuentran abiertos al público se cuentan el Parque Arqueológico del Maipés de Agaete, que fue declarado Bien de Interés Cultural en el año 1974 por su alto valor arqueológico, y que además ahora se encuentra habilitado para su visita . Otro Parque Arqueológico presente en la isla es La Necrópolis de Arteara, situada en el sur de la isla; un yacimiento funerario prehistórico formado por más de un millar de estructuras tumulares. Por otro lado, Las Fortalezas conforman un buen ejemplo de poblado fortificado, compuesto por cuevas naturales y estructuras de piedra en superficie. Algunas de ellas tienen restos de pintura, otras de utilidad funeraria y otras fueron silos. Otro enclave habilitado para la visita, y que cuenta con un Centro de Interpretación, es el Roque Bentayga. Y por otro lado se encuentran las Cuevas de los Canarios, aunque no cuentan con infraestructura para su visita.

Parque Arqueol

A pesar de la importancia de estos yacimientos, algunos de ellos poseen una mayor relevancia en cuanto a la cultura canaria. En la isla de Gran Canaria existen dos yacimientos, que debido a las preguntas que han sido capaces de responder, su conocimiento desde antaño y su espectacularidad, se consideran imprescindibles en el ámbito de la arqueología canaria. En primer lugar se encuentra el Museo y Parque Arqueológico de la Cueva Pintada. Situado en el municipio de Gáldar, en el Norte de la isla, es uno de los recursos patrimoniales más importante de Canarias. Además de por sus dimensiones, por considerarse uno de los mejores ejemplos del arte aborigen canario; se tratan de motivos geométricos a partir de pinturas rojas, negras y blancas.

Hacomar Babón considera que la Cueva Pintada es tan conocida, en primer lugar, por su espectacularidad y singularidad, pero también porque se trata del yacimiento en el que más inversión y más investigaciones arqueológicas se han realizado. Gracias a la construcción del parque arqueológico, se ha descubierto que los aborígenes vivieron en Agaldar durante 1000 años, hasta la llegada de los colonos, que se estima desde el siglo VI-VII hasta el siglo XVI. A pesar de la gran importancia de este parque, Hacomar asegura que existen terrenos por todo el pueblo de Gáldar, que aún se encuentran sin explorar y que probablemente guarden más de un tesoro indígena.

Otro de los yacimientos más importantes de la isla de Gran Canaria se sitúa en el municipio de Santa María de Guía, el Cenobio de Valerón. Se trata de uno de los más espectaculares de Canarias. Este lugar funcionaba como granero colectivo, lo que demuestra la gran actividad agrícola de los canarios.

El yacimiento arqueológico conocido actualmente como Cenobio de Valerón es, junto con la Cueva Pintada de Gáldar, el monumento prehispánico más conocido tradicionalmente de Gran Canaria por el público en general, así como por todos aquellos visitantes y/o turistas que llegan a la isla. Esto se debe en gran medida a que figuran prácticamente en todos los libro de textos y guías que, sobre la arqueología de Gran Canaria, se han publicado hasta el momento, convirtiéndose en un claro ejemplo de las manifestaciones culturales más representativas del antiguo poblamiento de Gran Canaria.

El mal llamado Cenobio de Valerón es en realidad un impresionante granero fortificado realizado y utilizado por los antiguos canarios. Estos aprovecharon las condiciones geológicas de un cono volcánico, conocido actualmente como Montaña del Gallego, en el que la erosión creó un solapón de unas dimensiones de 20 m. de altura por 27 de ancho; en éste, los aborígenes excavaron con herramientas de piedra y madera, alrededor de unas 300 cámaras o silos en los que guardaron granos y otras pertenencias de valor.

La situación de la arqueología en el resto de las Islas Canarias es dudosa, y es que, según Babón, existe una alta probabilidad de encontrar yacimientos que puedan reunir las características necesarias para su puesta en uso, pero, debido a la falta de inversión e interés institucional, son pocos los ejemplos de inversión para su puesta en uso en otras islas. Un ejemplo claro son los yacimientos de La Zarza y La Zarcita o el de Belmaco, en la isla de La Palma, que cuentan con infraestructura y adecuación para ser visitados. No obstante, Gran Canaria posee el mayor número de yacimientos inventariados debido a que, en la época prehistórica, era la isla más importante y avanzada y en la que se encontraba un mayor desarrollo de la urbe.

Gran Canaria se ha convertido en un ejemplo en cuanto al tratamiento del patrimonio arqueológico; es donde más se ha apostado por este. En la actualidad, y desde hace 20 años, algunas de ellas trabajan con tres empresas y colaboran con el Cabildo de Gran Canaria, Arqueocanaria S:L, Tibicena Arqueología y Patriomio y Proyectos Patrimoniales. Gracias a la apuesta del Cabildo de Gran Canaria y a la labor de estas empresas se ha marcado la diferencia con el resto de islas. En otras islas, las instituciones cabildicias empiezan a tomar conciencia del valor y la potencialidad de estos elementos patrimoniales y a invertir en yacimientos arqueológicos de sus islas, como puede ser el caso de Lanzarote, donde se ha vuelto a apostar por la puesta en uso del yacimiento arqueológico de Zonzamas, antigua residencia del rey índigena de la isla.

Hacomar Babón pone como ejemplo a seguir el caso del País Vasco o Cataluña, donde, además de la inversión pública, se ha conseguido concienciar sobre el valor cultural de la arqueología.
Las islas Canarias siempre han sido consideradas un paraíso y para que lo siga siendo, primero, quienes viven en ellas, tienen que ser conscientes de lo que les rodea.

Las islas Canarias siempre han sido consideradas un paraíso y para que lo siga siendo, primero, quienes viven en ellas, tienen que ser conscientes de lo que les rodea.

Views All Time
1
Views Today
1