trabajo dani rampa

REGGAETÓN ENTRE LÍNEAS

por / Comentarios desactivados / 26 Vistas / 15 marzo, 2015

El reggaetón es un género musical que nació en Puerto Rico mediante la unión de dos estilos, el reggae y el hip hop. A partir del año 2000, se generalizó entre los jóvenes de países como Estados Unidos, España, Venezuela y República Dominicana, convirtiéndose en uno de los géneros musicales más escuchados en todo el mundo. Sin embargo, muchas veces  las personas no se percatan de lo que este tipo de música trae consigo: incita a la violencia, a la droga y al maltrato a la mujer.


La indumentaria que utilizan los cantantes de reggaetón es similar a la de los gángsteres o raperos de Nueva York, está compuesta principalmente por gorras y joyas conocidas como “blinblin” (para emular el sonido y el brillo que producen). Además a la hora de grabar un videoclip se suelen situar en entornos lujosos, con coches caros, mansiones, bebidas como Moët&Chandon  y hacer alarde de riqueza, con gestos como tirar billetes al suelo. En cuanto a las mujeres que participan en los videos o en las actuaciones, tienen una anatomía exuberante, vestir de forma sexy, con faldas o vestidos muy cortos, con escotes pronunciados y hacer un baile que imita las posiciones eróticas denominado “perreo”.

Asimismo, en las letras de las canciones se presenta a la mujer como un objeto sexual sin ningún valor salvo el de satisfacer al hombre. Por ejemplo, en la canción “mala conducta” de Alexis y Fido, se dicen cosas como “le encanta que me ponga como un animal, que le tape los ojos y la comience a torturar”, “dale pa´ abajo quiero verla ejercitando la mandíbula” o “yo quiero azotarte, domarte, pero lo malo es que te gusta…”. El rapero apodado ÑengoFlow, es especialista en ese tipo de canciones, “Perra lo que tengo pa´ ti es un hueso” (haciendo referencia al miembro sexual  masculino), o “no sé por qué te guillas si siempre terminas en mi cuarto de rodillas” (guillar, en ese contexto, significa enfadar). Otras canciones fomentan actitudes violentas, como “Baila morena” de Tito el Bambino, donde se habla de las armas con normalidad “Dale boster, aceita la automática” (boster es el jefe de un punto de venta de drogas y la automática es la pistola).

Por otro lado son muy pocas las mujeres que se han atrevido con este género y han llegado a triunfar. Acostumbran a colaborar con grandes figuras o cantar en solitario más alejadas de la violencia y el machismo, como el grupo las K-narias  “pero me engañaste con ella no lo entiendes que el que a hierro mata a hierro muere”. Lo cual hace plantearse que lo que más vende al final son las letras despectivas y groseras. Cabe destacar que los comportamientos no solo se reflejan en la producción musical de los reggaetoneros sino que trascienden a su vida personal. El cantante Don Omar, conocido como el rey del reggaetón fue detenido el día 18 de septiembre por violencia de género a su mujer y otro cantante, Arcángel fue arrestado en 2010 por conducir ebrio y con exceso de velocidad. Los principales afectados de todo esto son los jóvenes, principales consumidores del género, que aún no tienen el carácter forjado y que adoptan los patrones de conducta de sus ídolos. Aunque los propios cantantes son conscientes de la visión que pueden transmitir intentan excusarse argumentando: la jerga que nosotros utilizamos muchas veces no quiere decir lo que es el verdadero significado de la palabra.

Por ejemplo, cuando decimos “azótala” no te vas a creer que le estás pegando a la mujer, la cuestión se traslada a la pista de baile y a unas palmadas sexys (DaddyYankee en una entrevista realizada por Edward Orlando Rojas en Colombia) o Dj Noise que cree que el reggaetón es un mecanismo de expresión social en el que se muestra el respeto del hombre hacia la mujer.

A pesar de que la música puede considerarse un mero entretenimiento más, no podemos obviar que el tipo de música que oímos dice mucho de nuestra personalidad. No debemos quedarnos en el ritmo, a veces tenemos que leer entre líneas.

Views All Time
1
Views Today
1