César Garrido, especialista en Nutrición, muestra como se realiza un masaje cardiorespiratorio./ Joel González.

Un problema “gordo”

por / Comentarios desactivados / 14 Vistas / 27 mayo, 2015

Los malos hábitos alimenticios incrementan el porcentaje de la obesidad y el sobrepeso en Canarias en los últimos años

César Garrido, especialista en Nutrición, muestra como se realiza un masaje cardiorespiratorio./ Joel González.

César Garrido, especialista en Nutrición, muestra como se realiza un masaje cardiorespiratorio./ Joel González.

Efrén Cruz, Patricia Brito, Joel González (La Laguna). Canarias es la comunidad autónoma con el mayor índice de obesidad y sobrepeso (30%) en España. Este dato muestra una deficiencia en la base de la educación alimenticia de la población canaria. César Garrido Martín, diplomado en Magisterio de Educación Física y especializado en nutrición por la Universidad Complutense de Madrid ha profundizado en las posibles causas de este problema. El experto afirma que el abuso de los hidratos de carbonos (papa o gofio), la mentalidad sedentaria (derivada del buen clima) e incluso la crisis económica en los últimos años han sido factores determinantes para desencadenar la situación actual.
A día de hoy, la situación financiera dificulta el acceso a una alimentación equilibrada, lo que obliga a llevar una dieta alta en hidratos de carbono de bajo coste como el arroz o la pasta. Sin embargo, alimentos básicos en la pirámide alimenticia como fruta, verduras, carne fresca, frutos secos, etc… cada vez son más inaccesibles en muchos hogares canarios.
Además, la mentalidad sedentaria juega un papel esencial en el desarrollo del sobrepeso. César Garrido explica que la gente no se preocupa por su alimentación: “Cuando tú preguntas a alguien qué tal come, y te diriges a esa persona en términos nutricionales preguntando qué tal estas comiendo, te contestan `sí, yo como bien’”. A su vez, divide la población en dos perfiles, “los que viven para comer y los que comen para vivir”. “Los que viven para comer son personas que son buenos comedores; les gusta comer cosas buenas, pero no tienen en cuenta solamente la calidad de los alimentos, sino también el equilibrio nutricional. Los que comen para vivir, pues sobreviven con cualquier cosa; pueden desayunar alimentos ricos en hidratos de carbono, pero dejar de lado proteínas y grasas que son muy necesarias”.
Otro aspecto influyente es la psicología. Muchas personas no están dispuestas a cambiar sus hábitos alimenticios y recurren a los nutricionistas en busca de dietas “milagro” que a largo plazo son perjudiciales para la salud. Según la experiencia de Garrido, solo un 15 % de las personas cumple el plan alimenticio recetado por su nutricionista “Muchas personas no escuchan o se cansan rápidamente cuando se les intenta cambiar radicalmente lo que siempre han comido” afirma el especialista en nutrición.
Por último, se debe tener en cuenta el estado de ánimo, ya que afecta directamente en lo que nos apetece comer. Un estado depresivo te impulsa a consumir alimentos con alto contenido en azúcares. De manera recíproca, una forma de vida saludable ayuda a mantener una estabilidad emocional.
En definitiva, las alarmantes cifras de obesidad en el archipiélago dejan al descubierto un problema de desinformación social que se traduce en unas pautas alimenticias inadecuadas. Esto hace evidente la necesidad de fomentar la importancia de una buena nutrición en nuestra sociedad, tanto desde las instituciones públicas como desde el sector privado.

Vídeo:

César Garrido Martín habla sobre la nutrición

Views All Time
1
Views Today
1